Viaducto San Martín: la nueva cara de Villa Crespo. Espíritu de barrio, cerca de todo


15 de mayo de 2019

El Viaducto San Martín es uno de los puntos clave de la elevación de la traza del tren San Martín, en el tramo que incluye a las estaciones Paternal, Chacarita y Palermo. Sin embargo, el alcance se extiende mucho más allá que los usuarios del ferrocarril, porque es una obra que cambia la cara de una porción no menor del barrio de Villa Crespo (y su límite con Palermo), dándole nueva vida al área sin hacerle perder su espíritu de barrio.

El puente -por el que a partir de junio transitarán las unidades del tren- estará elevado 8 metros por sobre el nivel de la calzada y se extenderá por casi 5 km. Actualmente, ya está habilitado el cruce de la Av. Córdoba y, desde esta semana, también lo está el de la Av. Juan B. Justo, que ahora corre al mismo nivel que el resto de las calles aledañas.

La proyección de impacto de la obra tiene, al menos, cuatro consecuencias positivas centrales:

  • Reducción de posibles accidentes de tránsito. Al quitar 11 barreras (Avenidas Córdoba, Corrientes, Jorge Newbery y Garmendia y calles Honduras, Gorriti, Cabrera, Niceto Vega, Loyola, Ramírez de Velasco y Girardot). del recorrido del San Martín, se eliminan potenciales puntos de contacto entre ferrocarriles, peatones y automóviles/colectivos, promoviendo una circulación más segura para todos los medios de transpote.
  • Mejora sustancial de los tiempos del tránsito automotor público y privado. La eliminación de barreras mejora -adicionalmente- los registros de tiempo para trasladarse  de un punto de la ciudad a otro. El caso clave de este cambio es el paso a nivel de Av. Córdoba. Según indicaron las fuentes del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, se calcula que los porteños y porteñas podrán ganar entre 15 y 20 minutos de tiempo en hora pico.
  • Mejora en la seguridad. Las zonas aledañas y estaciones estarán mejor iluminada (luminarias públicas LED) y serán más accesibles para los efectivos de seguridad que desarrollan así sus actividades de protección de la ciudadanía.
  • Mayor fluidez de circulación entre los barrios de Villa Crespo y Palermo, favoreciendo la integración entre los barrios de la ciudad, pero sin que cada uno pierda su estilo.

Todas estas modificaciones han elevado el potencial inmobiliario del área, convirtiéndola en un una zona atractiva tanto para vivir como para la realización de inversiones rentables.

Gastronomía, oferta cultural, servicios y espacios verdes pero sin perder su espíritu de barrio son la marca registrada de esta zona de Villa Crespo.

La firma Fabián Achával Propiedades es pionera en el desarrollo inmobiliario de la zona. Si querés conocer nuestra oferta de edificios en pozo o de unidades a estrenar en la zona, te invitamos a visitar nuestra web o comunicarte al (+5411)4807-2345 y solicitar asesoramiento de nuestros brokers especializados en inversiones.

Fuente información e imágenes: Web oficial del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y de AUSA.


Sí te gustó este articulo, Compartilo con tus conocidos.